miércoles, 14 de noviembre de 2007

Joshua Redman, el niño bonito del saxo tenor





La primera vez que estuve en un concierto de Joshua Redman pensé que acababa de descubrir América. Me duró la sonrisa tonta al menos un par de días.

A menudo hemos podido leer que "la cumbre del saxo tenor" o que "los 4 grandes del tenor" son Shorter, Marsalis, Lovano y Redman. Yo no lo sé. Seguramente muchos podrían proponer a otros grandes, otros más grandes, otros muchos grandes, o incluso asegurar que grande sólo queda Rollins (cada vez que aparezca este nombre, recomendaría que todo mi auditorio internáutico se pusiera en pie).

De lo que no cabe duda es de que todos tenéis una o varias razones para no perderos la suerte de disfrutar de un concierto de Joshua Redman. Aquí van algunas:

  • Eres bebopero.
  • No te gusta el jazz.
  • Prefieres la música melódica.
  • Te aburre la música sin ritmo.
  • Te gustan los conciertos acústicos.
  • Prefieres los efectos electrónicos.
La en apariencia incongruente lista podría seguir y seguir. Si consideráis que todo esto es imposible, lo mejor es personarse mañana a las 21:00 en el C. C. de la Villa y corroborar este imposible de la música multigenérico pero potente y sinceramente jazzero. Este Joshua Redman único y precioso.

Por si aún no estáis convencidos, podéis ir probando con esta actuación. Jazz crimes, del estupendo Elastic.




Yo no me lo pierdo.





Fotografía de Michael Wilson.
Publicar un comentario